Koinonia: Un lugar de pertenencia, sanación y renovación espiritual

Después de que el padre de Yoni Chávez fue asesinado en México, su esposa y su madre lo alentaron a ir a un retiro de Koinonia. Pero pensó que estaba haciendo “bien” en su vida.

“No quería ir. Mi esposa y mi mamá me dijeron que fuera porque cambió sus vidas, pero yo no estaba listo”, dijo.

Se había inscrito para asistir varias veces y, cada vez, cambiaba de opinión y se quedaba en casa.

“Pensé que estaba bien antes de ir a Koinonia. Pero empecé a sentir mucho odio en mi corazón”, recordó.

Finalmente, Chávez asistió a uno de los retiros.

Yoni Chávez, en el centro, rodeado de otro participantes de Koinonia, escuchando al Padre Omar Guanchez en la Iglesia St. Mary of Mount Carmel en Long Prairie. (Fotos por Paul Middlestaedt)

“Después de que fui a Koinonia, Dios me sanó. Cambió mi vida y estoy seguro de que cambiaría la vida a todos los que vengan. Nunca serán los mismos”, dijo.
Chávez, que era parte de una banda que viajó a diferentes estados, decidió usar su talento musical para ayudar a otros. Él y otros miembros de su banda ahora tocan la música los fines de semana de Koinonia, así como en su parroquia de St. Mary of Mount Carmel en Long Prairie.

“Su familia pasó por algo muy difícil y, gracias al retiro y a la comunidad, Dios le ha dado mucha gracia”, dijo el párroco de Chávez, el Padre Omar Guanchez, quien sirve como director espiritual en las Koinonias en español. “Ha perdonado a las personas que mataron a su papá. Solo Dios puede hacer algo así”, dijo.

Koinonia, (se pronuncia tal como se escribe), significa “comunidad cristiana” y se deriva de una carta de San Pablo que describe a la Iglesia primitiva. Los retiros de Koinonia son una experiencia comunitaria en la vida cristiana diseñada especialmente para adultos. Es un programa de retiro católico patrocinado por la Diócesis de St. Cloud y está abierto a personas de todas las religiones. Hay retiros de fin de semana en español e inglés.

Los retiros de Koinonia en idioma inglés han estado ocurriendo en la diócesis durante décadas; las Koinonias en idioma español comenzaron a nivel local en 2002. El Padre Guanchez fue fundamental para que el programa de retiro de Koinonia en español despegara. Fue introducido por primera vez en Koinonia por el Padre Richard Walz, sacerdote de la Diócesis de St. Cloud, que prestó servicios en Venezuela desde 1989 hasta 1994.

“Él trajo consigo el modelo de Koinonia”, dijo el Padre Guanchez. “Creo que hizo ocho Koinonias en Venezuela. Fue algo muy poderoso. En mi primera Koinonia, vi a Dios ese fin de semana de una manera muy tangible”.

Después de asistir al retiro en Venezuela, antes de convertirse en sacerdote, el Padre Guanchez trabajó como parte del equipo del retiro Koinonia. Vio el valor y el impacto que tuvo en las personas. Entonces, cuando llegó a los Estados Unidos en 2001, comenzó a trabajar con el Padre Walz para llevar el programa a la comunidad hispana/latina en la Diócesis de St. Cloud. El Padre Walz murió en 2014.

En 2002, el primer fin de semana de Koinonia se llevó a cabo en español en Eden Valley. Ahora se han dado más de 30 retiros en español con cerca de 1,000 participantes.

El Padre Omar Guanchez con los participantes de Koinonia en St. Mary of<br Mount Carmel en Long Prairie. (Fotos por Paul Middlestaedt)

“Y hemos estado creciendo para la gloria de Dios”, dijo el Padre Guanchez, quien fue ordenado sacerdote en 2008 para la Diócesis de St. Cloud.

Según su sitio web, Koinonia tiene un doble propósito: Proporcionar un tiempo y un lugar para que los cristianos adultos experimenten la realidad de la comunidad cristiana, la comunión y el intercambio; y proporcionar un apoyo profundo para compartir la fe que permita y desafíe la renovación interna de cada participante a su propio nivel.

El tema del fin de semana de Koinonia es el Misterio Pascual, la muerte y resurrección de Jesús. El primer día incluye la celebración de la Cuaresma. Hay un servicio comunitario de penitencia y la oportunidad de confesión individual a través del sacramento de la reconciliación. El segundo día se centra en la Pascua y las implicaciones que la resurrección trae a la vida de cada cristiano. Pentecostés se celebra el tercer día al examinar los roles de los individuos en la Iglesia.

El Padre Guanchez dijo que personas de todas las edades y antecedentes asisten a los retiros.

“Creo que las personas tienen hambre, ellos tienen hambre espiritual, y muchos de ellos vienen por curiosidad. Pero reconocen una necesidad en sí mismos. Están buscando a Dios, porque quieren aprender más acerca de Dios, o tal vez tienen un gran problema. Ellos necesitan dirección, están buscando a Dios”, dijo el Padre Guanchez.

“Cuando vienen el viernes, generalmente bromeo y digo: ‘Me gustaría poder sacarte una foto’. Vienen cansados. Parecen un poco confundidos, o incluso vacilantes. Para el domingo, se sienten como en casa. Están tristes de tener que irse a casa. Veo esa transformación durante el fin de semana. Pasamos de la pasión y la muerte a la resurrección, y muchos de ellos se encuentran con Cristo, y muchos de ellos experimentan el amor de Dios y encuentran que Dios es real, que Dios está aquí con nosotros”, dijo el Padre Guanchez.

“Me gusta ver esa conversión, esa transformación y cómo Dios se revela a estas personas. Me encanta ver eso. Creo que a todos los sacerdotes les encantaría ver eso. Por eso somos sacerdotes: queremos llevar a Cristo a la gente. Lo veo en poco tiempo en Koinonia. Es un trabajo en equipo, y Dios, por supuesto, es la fuente”.

Otra razón por la que el padre Guanchez ama a Koinonia es porque produce ministros a la iglesia, como Chávez, que se comprometen a servir a Dios en un ministerio.
“Saben que servir a Dios y servir a otros es clave”, dijo.

El Padre Guanchez ha visto tanto fruto en los últimos 17 años de retiros de Koinonia.

“Muchos matrimonios han crecido en su amor, en su compromiso”, dijo. “En cada retiro sucede algo asombroso. Muchos de los que vienen a Koinonia tuvieron una infancia difícil, traumas, y ahora ven esperanza. Experimentan que hay esperanza y tienen la fuerza para seguir adelante. Saben que Dios los ama y es como comenzar una nueva vida”

  Share:

Author: Kristi Anderson

Kristi Anderson is a multimedia reporter for The Central Minnesota Catholic Magazine.

Leave a Reply

*