Obispo Kettler: Metas para el Avivamiento Eucarístico

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Por Obispo Kettler

Con nuestro evento de lanzamiento en Junio en la Catedral de Santa María, St. Mary, hemos comenzado oficialmente el Avivamiento Eucarístico Nacional, la iniciativa de tres años de nuestra Iglesia en los Estados Unidos, para unificar al Pueblo de Dios a través de un encuentro renovado con Jesús en la Eucaristía. Es una oportunidad de formación, sanación y conversión, una oportunidad para reavivar nuestra vida de fe y reflexionar sobre cómo podemos ser mejores discípulos cristianos.

El Reavivamiento Eucarístico tiene cuatro objetivos principales que pueden ayudar a guiar a nuestra diócesis, comunidades católicas del área y parroquias a medida que avanzamos:

1. “Proveer un encuentro más profundo con Jesucristo en la liturgia dominical como un punto de unidad entre todos los católicos, y a través de este encuentro poderoso, encontrar sanación personal y valor para llevar el Evangelio a un mundo que necesita amor auténtico: el amor de Cristo que se encuentra en la Eucaristía”.

Mientras viajo por la diócesis para confirmaciones y otros eventos especiales, estoy impresionado por la calidad de las liturgias. Para mí está claro que nuestros pastores, el personal de la iglesia y los voluntarios dedican mucho tiempo y esfuerzo a la planificación.

La educación y la formación continuas son importantes, y el Avivamiento ofrece una buena oportunidad para centrarse en áreas como la hospitalidad, la predicación, la música, y preguntarnos: ¿Qué hacemos bien? ¿Qué podríamos hacer mejor?

2. “Provocar conversiones personales a través del descubrimiento gozoso de una relación con Cristo al encontrar el amor de Dios presente en Jesús en la Eucaristía”.

3. “Elevar la verdad y las prácticas de nuestra fe católica a través del redescubrimiento de la Presencia Real de Jesucristo en la Eucaristía, la fuente y cumbre de nuestra Iglesia y de lo que somos como pueblo de Dios”.

PARA CAJA: Para más información sobre el Avivamiento Eucarístico Nacional y las oportunidades locales está disponible en stcdio.org/eucharistic-revival.

Los animo a pasar más tiempo en oración cada día y hacer una hora santa frente al Santísimo Sacramento cada semana o cuando puedan. Como parte de tu oración y meditación, reflexiona sobre cómo la Eucaristía ha marcado una diferencia en tu vida. Comparta su historia con otros, especialmente con aquellos que aún buscan el mismo gozo y esperanza que ha experimentado a través del poder transformador de Cristo verdaderamente presente.

4. “Formar, inspirar y lanzar discípulos misioneros, llenos de amor a Dios y al prójimo que nace del encuentro con Jesús en la Eucaristía, a los márgenes de la Iglesia y del mundo”.

La Eucaristía nos impulsa a seguir el ejemplo de Cristo de amor abnegado en servicio a los demás. Si aún no está involucrado como voluntario en su parroquia o Comunidad Católica de Área, o activo en una de las muchas organizaciones católicas en nuestra diócesis, lo invito en el espíritu del Avivamiento a considerar cómo podría usar mejor sus dones para el beneficio de las personas en nuestras comunidades, especialmente aquellas que necesitan sanación, caridad y justicia, o simplemente un oído atento.

Que Dios bendiga nuestros esfuerzos durante estos próximos tres años.

Sinceramente suyo en Cristo,

+ Obispo Donald J. Kettler, el noveno obispo de la Diócesis de St. Cloud, Minnesota.

Author: Bishop Donald Kettler

Leave a Reply

*