Sacerdote ayuda a construir una capilla a cerca de la casa de su infancia

 

El exterior de la capilla

Escondida en medio de millas de abiertas tierras de cultivo, caminos de grava y pequeños lagos que salpican la pintoresca campiña del área conocida como Minnesota Central, se encuentra una casa típica del área, en una propiedad justo al lado de Ahles Road, a 20 minutos en automóvil del centro de San Cloud.

Al principio, la casa y el terreno que rodean a la capilla, no parecen nada fuera de lo común. La casa está a la sombra de árboles altos y algunos duendes de yeso decoran el jardín.

Pero tras una inspección más cercana, uno nota un edificio beige de tamaño modesto en el lado derecho del césped.

Un camino de ladrillo está enfrente del edificio, lo que permite un fácil acceso. Es allí, en la fachada, donde se revela la verdadera naturaleza del edificio. Sobre un par de puertas francesas, blancas y debajo de una cruz rústica de madera hay un letrero que dice: “Capilla de los Santos Benito y Escolástica”.

La pequeña capilla al este de Rockville cuenta con un altar, un tabernáculo que alberga el Santísimo Sacramento, una estatua de la Santísima Virgen María y una imagen de San Benito y Santa Escolástica. Fue inspirada por el padre Mitchell Bechtold, párroco de la Comunidad Católica de Área Cinco Estrellas, (Five Stars) que incluye, Browerville, Long Prairie, Swanville, Clarissa y Gray Eagle.

La capilla, cuyo altar fue consagrado por el obispo Donald Kettler durante una misa vespertina el pasado 22 de Agosto, está ubicada en la propiedad de los padres del padre Bechtold, a solo unos pasos de la casa de su infancia.

Padre Mitchell Bechtold a la Misa de dedication de la Capilla de los Santos Benito y Escholástica.

“Bueno… si la construyes, ¡vendrán!” Se escuchó decir a un asistente a la bendición, tan providencial y fugaz como dijo el famoso personaje de Ray Liotta en la película El Campo de los Sueños, “Field of Dreams”.

Y como en la película, el Campo de los Sueños, la Capilla de los Santos Benito y Escolástica también fue construida desde cero, inspirada por un pensamiento igualmente misterioso y providencial.

La idea de la capilla surgió cuando el Padre Bechtold estuvo en Galway, Irlanda, en el 2015. Acababa de visitar la catedral de Galway, donde algo de la iglesia lo había “cautivado”.

“Me fui a dormir ese día y me desperté con este claro pensamiento, “Voy a construir una iglesia o una capilla”, dijo el sacerdote Bechtold.

Al principio, no estaba realmente seguro de qué hacer con esa idea, dijo. No estaba seguro si era una revelación privada de Dios o su propio pensamiento personal. Sin embargo, había tenido estas revelaciones al menos en otra ocasión antes: cuando supo que se convertiría en sacerdote.

“Eso fue poco antes de que pensara en dejar el seminario, y fue en parte ese mismo pensamiento lo que me mantuvo en el seminario”, dijo el Padre Bechtold.

Entonces, el presbítero comenzó el proceso de construcción de la capilla, y fueron los cierres de COVID de 2020 los que realmente pusieron en marcha su plan. El restaurante de sus padres, el Granite Edge Cafe, tuvo que reducir el horario, lo que le dio a él y a su padre George, la ventana perfecta para comenzar.

“Mi papá y yo habíamos hablado de esto de vez en cuando, y habíamos elaborado un borrador, pero realmente no teníamos un plan sobre cuándo comenzaría, o si comenzase”, dijo el padre Bechtold. “Debido a que sus horas se redujeron, vimos una puerta cerrada y una ventana abierta, y mi papá me dijo: “Construyamos la capilla’”.

Pronto, el sueño del Padre Bechtold comenzó a hacerse realidad.

“Construimos en gran parte el exterior de la capilla ese primer verano, terminamos el interior durante el invierno, y luego continuamos haciendo los toques finales desde entonces”, dijo el Padre Bechtold.

El interior de la capilla es “rico en simbolismo”, dijo el sacerdote. En un sitio web que detalla la historia y la creación de la capilla, el sacerdote escribió que nada en la capilla esta, “sin historia o significado”.

Por ejemplo, el interior azul cielo, un marcado contraste con los árboles de color verde oscuro en el exterior, está destinado a combinar con la estatua de Regina Caeli, (“Reina del cielo”) de la capilla, que fue restaurada por la restauradora local Sheila McCallum. Los bancos, que George Bechtold encontró a la venta en Facebook Marketplace, son del antiguo Hogar Infantil de San Cloud.

El obispo Donald Kettler habla durante la Misa de dedicación de la Capilla de los Santos Benito y Escolástica el pasado 22 de agosto.

La base del altar y el tabernáculo se construyeron con el mismo árbol que se había caído años atrás cuando el Padre Bechtold era diácono en Tintah. Dijo que cuando el árbol cayó y se rompió en pedazos, el árbol parecía “bastante distinto”.

“Las tres partes diferentes, realmente parecían un conjunto de santuario… Pregunté si podía tener los pedazos de madera y las estaba guardando porque nunca se sabe si encontraríamos alguna iglesia para colocarlas”, dijo.

El interior del altar alberga una reliquia de piedra, y el tabernáculo está alojado en una caja de cobre hecha por el primo del sacerdote, el señor Jeff Bechtold.

El altar fue consagrado en la fiesta del Reinado de María. El día también marcó el vigésimo aniversario del obispo Kettler como obispo, así como el aniversario de la consagración de la estatua Regina Caeli, (“Reina del cielo”) de la capilla hace
un año.

Y así como los fanáticos del béisbol acuden en masa al antiguo campo de maíz en la zona rural de Iowa para ver el sitio de la película Field of Dreams, también familiares, amigos y más vinieron al campo para ver y celebrar la construcción de la capilla.

Uno de los presentes era la tía del sacerdote, Kathy. Su esposo, Gene, que es el hermano del señor George, papa del sacerdote, ayudó a construir la estructura.

“Desde cómo comenzamos, hasta cómo se termin y luce hoy, es totalmente asombroso. … Simplemente resultó más de lo que pensábamos que sería. Podemos venir en cualquier momento. Es muy personal para nosotros y significa mucho para nosotros”, dijo Kathy Bechtold.

Numerosas veces a lo largo de la noche de inauguración, que incluyó la Misa, la comida y el compañerismo, el Presbítero agradeció a las muchas personas que ayudaron con todo tipo de contribuciones a la capilla.

“Todos participaron de distintas formas, todos tenían talentos… mi tío Roger Bechtold, que era bueno con un cargador deslizante, nuestro vecino Pat Gross, fue muy bueno renovando los bancos”, dijo el sacerdote.

El interior de la capilla.

La expectativa del Padre Bechtold es que la capilla sea un lugar para la oración privada y la Misa. Sin embargo, señaló que, si bien se puede celebrar la Misa allí, no habrá bautizos ni bodas en la capilla, ya que esos sacramentos son propios de las parroquias.

El sacerdote también dijo que se eligió la ubicación de la capilla para que más personas pudieran acceder a ella. Originalmente planeó ubicarla atrás de la propiedad de sus padres, pero sintió que su ubicación en el frente “iba a ser un mejor lugar, donde la gente podría compartir la capilla como una casa de oración”.

“Desde el principio realmente imaginé que, aunque sería de propiedad y mantenimiento privados, estaría abierta al público”, dijo.

El presbítero planea celebrar Misa en la capilla al menos dos veces al mes los Lunes, su día fuera de las parroquias. El resto del tiempo, la capilla está abierta a los visitantes que deseen venir a orar.

Para el sacerdote, todo el proceso había dado un “círculo completo”.

“Realmente es un regalo del Señor”, dijo. “Ver la forma en que, en cada etapa y cada paso, Dios proveyó, y luego se cierra el círculo de alguna manera con el obispo Kettler permitiendo la, [Custodia del Santísimo Sacramento], y estando aquí entre nosotros para celebrar la Misa en este lugar, en este día. … Hubo tantas cosas al respecto que cerraron el círculo”.

Para leer más sobre la historia de la capilla y ver el horario de cuándo el Padre Bechtold celebrará la Misa, visite csbsmn.com/home. El horario de la capilla es: 7 a. m. a 7 p. m. Dirección de la capilla es: 8334 Ahles Road, St. Cloud, MN. Hay un estacionamiento designado para la capilla justo al lado del camino de entrada.

 

Author: Gianna Bonello

Leave a Reply

*